Historia

UNA CONTINUA RENOVACIÓN FRANCISCANA

El Concilio Ecuménico Vaticano II significó para toda la Iglesia y, obviamente, también para nuestra Orden, un nuevo impulso renovador de nuestra vida y misión en el mundo en que vivimos. Este acontecimiento encarnó toda una etapa de búsqueda de nuestra identidad primigenia a la que nos invitó la Iglesia (cf. PC 2) como una manera de responder a las cambiantes condiciones de los tiempos.

En este intento de colaborar en esta renovación, surgió la idea de crear un Centro que promoviera el estudio y la reflexión sobre la intuición original de Francisco para adecuarla a nuestra realidad. En el año 1965, los hermanos franciscanos y capuchinos se pusieron de acuerdo para hacer realidad este Centro de carácter inter-obediencial que hemos conocido como CEFEPAL (Centro de Estudios Franciscanos y Pastorales para América Latina).

Al año siguiente surge una revista con este propósito, que llevaba por título CUADERNOS FRANCISCANOS DE RENOVACIÓN al servicio de toda la Familia Franciscana de habla hispana, pero con el acento puesto en la búsqueda de los elementos significativos del carisma para hacerlos realidad en nuestro contexto latinoamericano. Posteriormente, habiéndose cumplido ya el primer objetivo que era la renovación franciscana, se adoptó un nuevo título: CUADERNOS FRANCISCANOS cuyo objetivo fue seguir profundizando en nuestra identidad según la intuición de Francisco. Su publicación se mantuvo hasta el año 2009.

Nuestra Provincia de la Santísima Trinidad de Chile no podía quedarse tranquila luego de la desaparición de la revista y se propuso retomar este aspecto de la formación intelectual, tan importante para nuestra vida,como lo afirma nuestra Ratio Studiorum a propósito del significado y finalidad del estudio en la Orden: “El hermano menor tiene la exigencia interior, proveniente de su vocación, de buscar, conocer y apreciar la Verdad, revelada por el Verbo encarnado (cf. GS 53), sobre Dios, sobre el hombre y sobre la creación y, por tanto, cultiva el estudio como respuesta a esta exigencia” (RS 9).

En efecto, en el año 2013 vio la luz, a nivel provincial, la revista APUNTES FRANCISCANOS que, como afirmaba el Ministro provincial, Fr. Jorge Concha, hoy Obispo Auxiliar de Santiago y Administrador Apostólico de Osorno, en la Presentación, cumplía “un saludable anhelo de servicio para la reflexión, vida y misión de los hermanos desde nuestra espiritualidad. Al mismo tiempo, un medio para que los hermanos que se han especializado en las diversas disciplinas restituyan a la Provincia con su conocimiento y con su ciencia” (Apuntes Franciscanos, n° 1, 2013, p. 5). Desgraciadamente no hubo continuidad porque sólo se publicó un segundo número al año siguiente.

Un nuevo impulso se vuelve a dar hoy para subvenir a esta necesidad tan sentida en el presente, en que somos llamados a dar respuestas nuevas a desafíos nuevos. En efecto, el estudio es uno de los elementos “imprescindible para una renovación de la Orden y una revitalización de nuestro carisma, para el diálogo con la cultura actual, y para poder portar el don del Evangelio a los hombres y mujeres de hoy” (José R. Carballo, “El estudio indispensable para la renovación de la Orden” en Enchiridion OFM, p. 908).

En esta presentación mínima y de recorrido histórico podemos hacernos una pregunta básica: los franciscanos ¿Qué entendemos, pues por estudio, “vocación intelectual”?. Nos podemos aproximar en una primer respuesta, “entendemos el estudio como un gusto por la investigación de la Vida, la Verdad y el Bien. Y como un camino nunca terminado de búsqueda y de deseo. La búsqueda de la Vida, la Verdad y el Bien, requiere una inteligencia apasionada, atenta y respetuosa. Y puesto que el manifestarse de la verdad no es nunca algo inmediato, la búsqueda no puede ser sino una hermenéutica tenaz. Si no somos nosotros los que vamos a la verdad, sino la verdad la que viene a nosotros en modos diversos, la actitud preliminar y preeminente para acogerla es la de apertura y la escucha, a lo que seguirá el inquieto interrogante”. (Dcto. El sabor de la Palabra, la Vocación intelectual de los Hermanos Menores hoy. Fr. José Rodríguez Carballo, ofm. 2005.)

Pero el progreso tecnológico hace que la impresión en papel se vuelva cada vez más onerosa y eso dificulta la transmisión del pensamiento a toda nuestra Familia Franciscana y a los laicos simpatizantes de San Francisco de Asís. Por este motivo, ahora optamos por una página digital esperando que sirva de acicate para una mayor profundización del carisma franciscano y su traducción concreta en el mundo de hoy.

Es por esto que siguiendo la intuición de que el carisma franciscano tiene una respuesta a las problemáticas del mundo de hoy y en dialogo con la cultura, presentamos este sitio web: www.apuntesfranciscanos.cl que tiene como fin ser un espacio académico de reflexión y análisis de la realidad social a la luz de la fe y del discernimiento.